viernes, 26 de diciembre de 2014

Tutorial: Una bola con la cabaña de Papa Noel

¡Feliz Navidad! Este invierno hemos hecho algunos talleres de bolas de lana cardada. Aquí tenéis otra idea para seguir decorando vuestro árbol de navidad...


Necesitamos una bola de poliespán o algodón prensado, con el lazo para colgarla ya acoplado. También lana (cardada o peinada) marrón claro, azul oscuro y blanco, y unas hebras de lana peinada verde, marrón oscuro y amarillo dorado.


Primero dibujamos esquemáticamente la cabaña sobre nuestra bola. Este esquema quedará cubierto en el paso siguiente, pero nos ayuda a tener en la cabeza las líneas básicas.


Cubrimos toda la superficie que será la cabaña con la lana marrón.


Tomamos un pequeño mechón de blanco y lo hacemos rodar entre las palmas de las manos para formar una bola. Será la nieve que cubre el tejado de nuestra cabaña.


La fijamos sobre la lana marrón dónde corresponda. (recordad el esquema que nos habíamos dibujado)


Con otra hebra, hacemos la nieve del otro alero del tejado.


La lana sobrante vuelve sobre si misma y termina el efecto un poco abombado.


Con el marrón oscuro vamos a marcar alguna viga, para diferencial la fachada y el lateral de la casa.
Clavamos varias veces la aguja en el vértice del tejado.


y vamos retorciendo los extremos para hacer una línea definida.


Podemos llevar los extremos hacia la parte baja sin preocuparnos, porque después los cubriremos con la lana que representará la nieve del suelo.


Hacemos dos bolas con el marrón oscuro, una un poco más grande que la otra.


La más grande será la puerta de nuestra cabaña.


Y la pequeña, una ventana. Si vemos que el otro lateral de la casa queda muy vacío, podemos hacer otra bolita para otra ventana. (yo aquí lo he hecho así, pero depende del espacio que os hayáis dejado con el alero nevado)


Con el amarillo hacemos una (o dos si habeis hecho dos ventanas) bolita más pequeña, y la fijamos encima procurando que se vea el borde marrón.


Ahora con la lana blanca cubrimos la mitad inferior de la bola, bordeando la cabaña.


...así.

Y con el azul, la mitad superior para hacer el cielo.


cuidando de definir bien los colores en la frontera entre ambos.


Para hacer los árboles usamos dos hebras de verde, y les damos forma alargada retorciendo entre los dedos.


No importa si no son exactamente iguales.


Los ponemos al lado de la cabaña o dónde más nos guste.


Podemos poner unas pequeñas bolitas de blanco...


...para representar la nieve caída sobre ellos.


Y aquí tenemos nuestra cabaña, a falta de todos los detalles que queramos añadir: Estrellas y luna en el cielo, huellas sobre la nieve, más árboles... Casi vemos a Papa Noel salir a cortar un poco de leña, ¿verdad?
¿Nos enseñáis las vuestras?

No hay comentarios:

Publicar un comentario